Vn poco de metAL antes de segvir leyendo. Pincha en play!

miércoles, 4 de agosto de 2010

EL TVNEL.

Saltar y cantar. Como cvando eramos niños, como cvando veo a mis hijos hacerlo, sin ke le importen los demás, lo hacen porke son felices, porke no se preocvpan ni de ayer ni de mañana, simplemente del hoy. Ké envidia deberíamos sentir los advltos de verlos asi de frescos. Saltar y jvgar es parte de svs jvegos, de sv vida cotidiana, y el fvtbol, como jvego, no está ajeno a esto. Personalmente a veces me jala el ver vn partido sentado, observar el desplazamiento del balón, las posiciones de los jvgadores, por eso me gvsta ver los partidos de reserva y trato, cvando pvedo, de llegar temprano para ganarme con vnos minvtos de la reserva ke tan bien lo está haciendo. Me siento y me relajo mirando fvtbol, tal vez asi será cvando esté viejo y cansado. Pero siempre llega el momento en ke te pican los pies y kieres saltar, tal vez por eso no pvedo ver a Alianza sentado; entras al tvnel y te contagias de la actitvd frenética de los mvchos como tv, y vvelves a ser niño de nvevo: slatas y cantas, sin ke nada ni nadie te importe, he visto a algvnos derramar algvna lágrima sin pvdor por el sólo hecho de estar allí. ¿Cómo es estar en el tvnel antes de vn partido? El ambiente se carga, mvchas veces he pensado ke así debe haber sido para mvchas cvltvras antes de vna batalla, torsos desnvdos, svdor y calor, es vna zona de testosterona, saltas al ritmo de vn mismo corazón gigante, te sientes vn bárbaro ad portas de vn asedio, te sientes en comvnión con los tvyos, sientes ke todos ahí somos igvales en ese momento, es lo más cercano a vna religión (avnke svene exagerado), arengas y gritos, y saltos y abrazos, es como vn rezo comvnitario, vn homenaje a las creencias.
Lo ke dvre el partido o cómo kede el resvltado es lo de menos, nadie es pitoniso para predecirlo y menos en el fvtbol (la dinámica de lo impensado), pero nosotros, los hinchas, no pensamos ni en el ayer ni en el mañana. Para nosotros, al igval ke los niños, sólo existe ese momento, el momento de rendir tribvto a los colores.
Reir, saltar y cantar no es cosa de niños. Es cosa de seres vivos.